Abrazar sin asfixiar

By 2 junio, 2016NOVEDADES

Seguro que a tod@s os suena esto de la teoría del Apego. Es una teoría psicológica muy interesante que comenzó a desarrollarse en la década de los 50 y 60, que defiende la influencia del ambiente temprano en el desarrollo de la personalidad del niño y cuyo padre es el psiquiatra y psicoanalista John Bowlby (1907- 1990).

Seguro que a tod@s os suena esto de la teoría del Apego. Es una teoría psicológica muy interesante que comenzó a desarrollarse en la década de los 50 y 60, que defiende la influencia del ambiente temprano en el desarrollo de la personalidad del niño y cuyo padre es el psiquiatra y psicoanalista John Bowlby (1907- 1990)Bowlby explicó la importancia que tienen los cuidados maternos (o de la figura cuidadora principal) en los primeros años de vida sobre la salud mental y el adecuado desarrollo del niño. Para él lo fundamental de la relación entre una madre (o padre) y su hijo es que ésta sea “cálida, íntima y duradera”; una relación en las que ambos encuentren disfrute.

Además de proporcionar al niño felicidad, una de las finalidades de la relación de Apego es la de DAR SEGURIDAD al niño y esto tiene que ver con la DISPONIBILIDAD. La madre o padre deben hacer saber al niño que están ahí para cuando los necesite. Funciona como un regulador del estrés por lo que es importante que los cuidadores seamos sensibles a las necesidades afectivas de los niños y no digamos cosas como que es un cuentista o que lo que tiene son MIMOS. Tenemos que tener claro que cuando un niño nos reclama ES POR ALGO.

Y así, poco a poco y según el niño vaya creciendo la figura parental tendrá que ir permitiendo cierta autonomía al niño que empieza por ejemplo a desplazarse y a explorar el mundo; y al mismo tiempo debe estar disponible no sólo físicamente sino también emocionalmente para calmar al niño ante una situación estresante (se cae, aparece un extraño…)

Así; manteniendo un difícil EQUILIBRIO entre abrazar, cuidar y animar las conductas de independencia progresivas estando ahí cuando nos necesiten; debemos los padres acompañar en el desarrollo y crecimiento a nuestros hijos.

Para quien quiera ampliar la información os recomendamos un libro estupendo de Mario Marrone “La teoría del Apego. Un enfoque actual”. Ed. Psimática 2001. Esperamos que os guste.

Leave a Reply