“La mejor madre para tu hijo eres tú”: Agobios en el postparto

By 18 julio, 2016NOVEDADES

No sé qué nos pasa a algunas mujeres después de dar a luz que entramos en un estado emocional de extrema sensibilidad por la cual sentimos que cada cosa que le ocurre a nuestro bebé es vital.

No sé qué nos pasa a algunas mujeres después de dar a luz que entramos en un estado emocional de extrema sensibilidad por la cual sentimos que cada cosa que le ocurre a nuestro bebé es vital.

Si hace o no caca, si come o no come, si regurgita o no echa los gases, si duerme mucho o duerme poco… Son cuestiones que para un observador o familiar cercano entran dentro de la normalidad y no revisten de mayor importancia.

Pero para la madre esto no es así. Es como si en cada una de estas cosas el bebé se jugara la misma vida. Y así, sufrimos y nos angustiamos con estas cotidianeidades en la existencia de un recién nacido en sus primeras semanas de vida.

Por eso puede que los demás te digan: “no te preocupes, si no tiene hambre ahora ya comerá después” o “no todos los bebés duermen lo mismo, el tuyo simplemente es más activo” o “no es necesario que haga caca después de cada toma” y cosas por el estilo.

Pero a ti no te sirve. En esta etapa tan importante para madre y bebé que es el postparto o puerperio inmediato nada de lo que te digan te va a tranquilizar más de unos minutos. Por eso lo mejor es que la madre pueda guiarse de su intuición y hacer aquello que a ella la deje tranquila; porque no hay una única buena manera de ser madre sino tantas como madres en el mundo, y recuerda, la mejor madre para tu bebé eres tú.

Leave a Reply