ESTADOS ANSIOSOS EN EL EMBARAZO

Aunque tener un hijo se considera de las mayores alegrías de la vida, el embarazo es una etapa que no todas las madres podemos disfrutar con tranquilidad. El embarazo supone la llegada de múltiples cambios a todos los niveles (físicos y emocionales) tanto para nosotras como para nuestras parejas y familias. Para algunas  mujeres el embarazo es un estado de gran bienestar y plenitud mientras que para otras supone nueve meses de no sentirse bien; de sentir miedo y ansiedad o inseguridad y temor.

Cada embarazo es diferente y cómo se viva dependerá de múltiples factores como la propia historia infantil, las circunstancias que lo rodean , la relación de pareja si la hay, la manera en que fue concebido y otros.

Si esto se prolonga en el tiempo, te produce malestar intenso o no es algo pasajero , lo mejor será que consultes con un especialista.

Síntomas de alerta:

Tristeza gran parte del tiempo

Llanto frecuente

Problemas del sueño

Irritabilidad constante

Ansiedad o nerviosismo
Apatía

EL EMBARAZO POR TRIMESTRES

PRIMER TRIMESTRE

El primer trimestre del embarazo es ciertamente contradictorio, en cuanto que, externamente en el cuerpo aparecen pocos cambios y sin embargo internamente se remueven muchas cosas. La mujer puede sentirse cansada, mal, somnolienta… pero como por fuera aún no se perciben grandes cambios esto pasa desapercibido para los demás.

Las primeras doce semanas son la etapa en la que hay más riesgo de sufrir una pérdida espontánea y esto puede hacer que frenemos nuestras ilusiones por temor a una posible dificultad.

SEGUNDO TRIMESTRE

En el segundo trimestre una ya no puede negar que el bebé está ahí. Si bien puede ser una etapa de bienestar generalizado e ilusión también pueden surgir los primeros conflictos con el cuerpo, la sexualidad y la identidad femenina (estoy gorda, ya no soy deseable, cómo seré como madre…)

En estas semanas tiene lugar la ecografía de las 20 semanas, una de las pruebas más importantes a lo largo de la gestación y que algunas mujeres pueden vivir ansiedad y preocupación (especialmente si previamente han tenido una experiencia negativa)

TERCER TRIMESTRE

Ha sido eterno y sin embargo es increíble que falte tan poco tiempo para ver a tu bebé. Tu cuerpo ha cambiado de manera considerable y poco a poco te vas haciendo a la idea de que tu vida ya no volverá a ser la misma.

Aunque se suela llamar el trimestre de la felicidad el tercer trimestre puede venir cargado de fantasías y temores respecto al momento del parto y el encuentro con el hijo. Se disparan los miedos a que algo no vaya bien, que el bebé venga con algún daño, al parto y al cambio de vida que supondrá en general la maternidad.

DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN EL EMBARAZO

Algunas mujeres confundimos los síntomas de la depresión con algo normal de la gestación, y por ello no pedimos ayuda. En ocasiones es difícil entender que sentirse mal, cansada o irritable, en exceso y de manera prolongada, no es normal y no creemos que podamos estar deprimidas.

En la actualidad y gracias a la Epigenética y la Teoría de la Programación Fetal, sabemos que las vivencias emocionales de la madre afectan el desarrollo del bebé durante el periodo de gestación. De manera que cuidarnos durante este periodo supone empezara a cuidar psicológica, emocional y físicamente a nuestro bebé. Si sientes que no te encuentras bien y que no puedes manejar la situación sola quizá sea un buen momento para solicitar una valoración por parte de un profesional especializado.